DIP. SILVIA LÓPEZ ESCOFFIÉ

El día de ayer avanzamos en materia de participación ciudadana, en una sesión donde escuchamos a los candidatos propuestos para Fiscal General del Estado respondiendo preguntas elaboradas por organizaciones civiles, colegios, expertos y la ciudadanía en general.

Este es el paso para que el Congreso se abra a la ciudadanía, es un ejercicio que ayudará a dar una nueva visión del Poder Legislativo.

Estas comparecencias de la terna presentada por el ejecutivo en la que cada uno presentó información sobre lo que desde su punto de vista debe ser el futuro del ministerio público.

Hoy vivimos en un Estado al que se le califica como seguro, pero que cada día los que lo habitamos en el percibimos inseguridad, pues el nuevo sistema de justicia penal no busca la reinserción de la sociedad como un derecho público.

Estamos acá para elegir a la persona más idónea de la terna donde todos tienen conocimientos jurídicos y están capacitados.

En Movimiento Ciudadano consideramos que el próximo titular de la Fiscalía tendrá que romper paradigmas e inercias que nos deja la nueva realidad social, deberá vigilar el cumplimiento de las leyes y regirse por los principios de buena fe, justicia, imparcialidad, independencia, legalidad, objetividad y unidad.

En su actuar deberá ser un fiscal autónomo, que vaya contra la corrupción interna de la institución y la impunidad externa, sensible a los casos, con apertura y que defienda el tejido social que ha sido dañado.

También tendrá que utilizar las leyes para aplicar la justicia, porque día a día escuchamos las palabras “procurador de justicia y legalidad”, sin embargo en la realidad no vemos la justicia ni la legalidad.

Hay que decir basta al rezago de expedientes y dejar de dar “carpetazos”, atender con la misma prioridad los nuevos casos y los antiguos, actuando de forma pronta y expedita que despeje las dudas e incertidumbre a las víctimas de algún delito; así como la apertura para escuchar a los dañados.

Otro reto que enfrentará el próximo fiscal, será acabar con la incertidumbre del ciudadano, no será fácil, pero es necesario para recuperar la confianza de la sociedad.

Consideramos que se debe hacer uso de todos los recursos tanto técnicos como institucionales y legales para identificar y fincar responsabilidades a quienes de manera dolosa perjudican a la sociedad en general, sin importar apellidos, nivel socioeconómico, parentesco e influyentismos.

El ejercicio que hemos llevado a cabo el día de ayer representa sin duda es un paso para la consolidación de nuestra democracia, es un paso firme que la ciudadanía forme parte del proceso de selección del Fiscal General del Estado.

Es un honor formar parte de esta legislatura, que por primera vez ejerce la democracia a través de la participación ciudadana, en Movimiento Ciudadano reiteramos que queremos una fiscalía que no sirva como un medio de represión política, sino como un lugar para hacer justicia y escuchar a los ciudadanos.

Esta legislatura seguirá trabajando para el fortalecimiento del Poder Legislativo, con un Congreso abierto y un proceso de participación ciudadana en la que diversas organizaciones de la sociedad civil, colegios y ciudadanía en general puedan cuestionar o externar sus dudas u opiniónes respecto a todos los actos de este Congreso.

Hoy damos un voto de confianza a un candidato de la terna, pero seguiremos pugnando para lograr una fiscalía independiente, sensible y atenta a los problemas sociales en el Estado, con autonomía sin miedo en su actuar ya que en cualquier momento según la ley del articulo 62 podría ser removido por el ejecutivo.